“Vivimos en un país donde te imputan por un delito antes de cometerlo”

Son 8 personas, todas forman parte de la Coordinadora 25S y han sido imputadas en la Audiencia Nacional por un presunto delito “contra altos organismos de la nación”, por participar en los preparativos de la manifestación convocada el próximo martes en los alrededores del Congreso de los Diputados, una protesta que aún no ha tenido lugar. En otras palabras: han sido imputadas por un delito futurible. Hablo con uno de los imputados, y aprovecho para que aclare las dudas que informaciones como ésta siembran en torno a la acción de la próxima semana.

[Actualizado: sábado, 22 de septiembre de 2012. 11am]

“Ayer nos llegaron las citaciones a tres [personas] de la coordinadora [25s]: una de la plataforma [en Pie], otra chica y a mí”, me cuenta por teléfono D., uno de los imputados que este viernes, a las 9:30 de la mañana, ha acudido junto a dos abogados a la Audiencia Nacional. D. fue identificado el pasado domingo, 16 de septiembre, en una de las asambleas de la Coordinadora 25S en la que se ultimaba la acción ‘Rodea el Congreso’. Hasta ahora, D. no tenía antecedentes policiales, ni penales. ¿Qué le han dicho en los juzgados? “Si el 25 la sesión parlamentaria se desarrolla sin incidentes, se archiva el caso porque no hay delito. Si no, estamos citados el 4 de octubre… a declarar”. Cuando lo cuenta, está más tranquilo. Desde luego, tiene otro cuerpo al del jueves, cuando recibió la citación de la Audiencia Nacional.

Según diversos medios, entre ellos la plataforma Terra, es en julio cuando la denuncia de la policía sobre el 25S llega al juzgado de Santiago Pedraz, tras inhibirse en favor de la Audiencia Nacional un juzgado de Instrucción de Madrid. El magistrado empieza entonces a investigar el posible riesgo de “alterar el normal funcionamiento” del Congreso de los Diputados, a través de la convocatoria u otra clase de reunión ante su sede. Es un delito que recoge el artículo 494 del Código Penal, dentro del capítulo de delitos contra las instituciones del Estado, y que está castigado con penas de cárcel de seis a 12 meses, o multa de 12 a 24 meses.

Citación de la Audiencia Nacional a diversas personas que promueven el 25S (web Coordinadora 25S)

Imputación preventiva

Tal y como detalla la comisión Legal Sol en una entrada centrada en los aspectos jurídicos de la acción del 25S, para evitar la imputación de este delito “bastaría que la convocatoria discurriese de manera pacífica y sin obstaculizar el acceso de los diputados a la sede del Congreso o perturbar el normal discurrir de la sesión del pleno”.

Si el delito ya ha sido imputado, ¿quiere decir acaso que el juez Pedraz detecta indicios de que el 25S persigue impedir el acceso y la salida de lxs diputadxs? La documentación de la coordinadora apunta más bien en el sentido opuesto. Una de sus actas recoge: “La convocatoria debe dejar claro que no impediremos el paso a los diputados”. D. añade: “No se trata de hacer un cerco sino una movilización de protesta pacífica”.

De hecho, sobre el carácter no violento de la acción, otro acta recoge que “La coordinadora 25S quiere desmarcarse de cualquier individualidad, grupo u organización que no respete el espíritu de este llamamiento. Expresiones violentas, racistas, xenófobas, machistas, homófobas o fascistas quedan fuera de esta convocatoria.” En la misma web, en la sección de preguntas, lxs promotorxs de la iniciativa abundan en ello: “Nosotras planteamos un acto de desobediencia civil, absolutamente pacífico, de resistencia no violenta que sirva como inicio de un proceso constituyente de recuperación de la soberanía ciudadana, consensuado y horizontal.”

Sin embargo, el 25S ha afrontado cambios relevantes para llegar a este punto. Para comenzar, sus impulsores iniciales se agrupaban bajo la Plataforma en pie. “Los organizadores no querían dar a conocer sus nombres, y eso no favorecía en absoluto; sólo la aparición de rumores: ‘que voy de la mano de alguien que no sé quién es’. A lo mejor no eres nadie, pero prefiero saber que no eres nadie a no saber quién eres”, reflexiona D. Esta opacidad queda reflejada en la crónica que firma Juanlu Sánchez sobre la reunión convocada por la Plataforma en pie el 25 de agosto. Fue entonces, justo un mes antes de la movilización, cuando el 25S se ‘reinventó’. Un grupo amplio de personas, entre los que se encontraba D., apostaba por reconducir la acción. Y así fue: se constituyó la Coordinadora 25S y se empezaron a convocar asambleas abiertas en espacios públicos.

¿Qué otros cambios se produjeron? El más llamativo, el nombre de la acción: de ‘Ocupa el Congreso’ a ‘Rodea el congreso’. “El planteamiento original de ocupa el Congreso era simbólico, pero ha llevado a muchos malos entendidos”, explica D. Este fin de semana se consensuarán más propuestas de los grupos de trabajo.

Nerviosismo en Interior

Identificación de participantes en la asamblea Coordinadora 25S en el Retiro (16 de septiembre de 2012). Imagen de @cler_ks (twitter)

Aunque la policía investiga la acción del 25S desde principios de verano, ha sido en las últimas dos semanas cuando su intervención se ha incrementado de forma notable:  “El sábado de la semana pasada empezaron deteniendo a cuatro personas por llevar la pancarta” con el lema ’25S Rodea el Congreso’, narra D. Las fuerzas de seguridad sostienen que los detenidos rehusaron identificarse; los activistas detenidos afirman que sí lo hicieron. Fueron detenidos bajo la acusación de desobediencia y resistencia a la autoridad.

El siguiente movimiento policial tuvo lugar un día después: la Coordinadora 25S, que desde su gestación celebra reuniones abiertas en espacios públicos, desarrollaba el domingo 16 varias asambleas en el Retiro. En un momento dado, llegaron dos furgones y una decena de antidisturbios empezó a identificar a todas las personas asistentes. “Me perjuraron que era sólo identificar y que no pasaba nada”, asegura D. El mismo domingo acudieron a los juzgados de guardia de la plaza de Castilla (Madrid) a denunciar la actuación policial. Ahora, es él el que está citado el 4 de octubre a declarar como imputado en la Audiencia Nacional.

Tras tener conocimiento de las citaciones del juez Pedraz, la coordinadora, que se reunirá hoy sábado y mañana domingo desde las 11 de la mañana en el Retiro, subraya el “posible riesgo que se deriva de la asistencia” a la misma, “en un contexto de arbitrario autoritarismo”.

“Vivimos en un país donde te imputan un delito antes de cometerlo”, denuncia D, para concluir: “Éste es el régimen que quiero cambiar saliendo a la calle el día 25”.

La delegación de Gobierno de Madrid no ha respondido a la petición de información.

Imagen de la home: cartelería Coordinadora 25S

Anuncios
Comments
One Response to ““Vivimos en un país donde te imputan por un delito antes de cometerlo””
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] sentido simbólico; se decidió modificar para que el objetivo de la iniciativa fuese más claro (aquí lo encontrarás más desarrollado). La organización también ha aclarado que “no se […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: