Termómetro a la entrevista de Francino a Joaquín Almunia

Voy a analizar las preguntas que Carles Francino planteó a Joaquín Almunia en ‘Hoy por hoy’ (pincha para escuchar la entrevista), en la SER, esta misma mañana.

Las voy a clasificar según el grado de aprieto en el que ponen al comisario de la Competencia y vicepresidente de la Comisión de Europea. Es lo que voy a llamar ‘termometro a una entrevista’, un ejercicio que enmarco en el estudio sobre el estilo de periodismo que se ejerce en estos tiempos, en principio, en España.

De menor a mayor, la leyenda quedaría así (qué le vamos a hacer, me gustan los colores):

– pregunta amable

– pregunta eludible

– pregunta confrontativa

Obviamente la asignación es subjetiva, aunque intentaré argumentarla.

Parto de la dificultad que tiene realizar una entrevista en directo. También destaco que lxs presentadorxs estrella tienen el reto de abarcar todos los ámbitos de la actualidad, pese a lo complicada que ésta se presenta. Por tanto, vaya por delante mi reconocimiento.

Ahora, manos a la masa: sólo recojo las intervenciones de Francino, porque es lo que aquí estoy analizando, salvo cuando considero que la intervención del entrevistado es relevante para la siguiente pregunta, o para calibrar la efectividad de la pregunta.

1) “Lo primero va a ser una reflexión política […]. Los resultados de Francia, son para mirarlos con calma. No sé si estará usted de acuerdo con que es, sobre todo hablo del populismo, es un voto de la rabia, de la indignación, de la falta de liderazgo fuerte por otra parte, o hay algo más detrás“. Es un tema en el que Almunia puede hablar como espectador, sin implicaciones.

2) “¿Usted cree que va a ganar Hollande la segunda vuelta?“.

3) “¿Y una victoria de Hollande, de verdad de verdad, pondría sobre la mesa revisar todo lo relativo a objetivos déficit? Porque en Bruselas […] hay gente que le tiemblan las piernas un poco en ese sentido, ¿no?“. Al ponerlo en “Bruselas”, y no en el propio Almunia, éste puede responder más libremente. Al no concretar Francino lo que tiene de inquietante esta posible victoria de Hollande, Almunia tampoco debe aclarar, desmentir o rebatir nada en concreto.

4) “Pero parece que contribuir con propuestas políticas distintas […]. Él ya ha anunciado ese propósito de pedir una moratoria, una prórroga en el plazo de cumplimiento del déficit […]“. Sólo argumenta la cuestión previa, pero no insiste en la idea de si un gobierno europeo desmarcándose de la línea económica que (pre)domina en la Unión supondría tensiones en Bruselas.

5) “¿Pero usted cree que ha llegado el momento de replantearse lo del déficit, lo de la ortodoxia con este 3% caiga quien caiga?“. Almunia no responde a esta cuestión, divaga para navegar posteriormente hacia la reestructuración del sistema financiero. Francino tampoco repregunta, alejándose del color rojo, ooooooh :-(.

6) “¿Entonces qué es lo que no sabemos del sistema bancario europeo, bueno y del español en particular? ¿Que cíclicamente se producen esas ondas expansivas?“. Casi de color verde, vamos.

7) “¿Y en el caso de España, por qué ha fracasado, bueno igual el “fracaso” es muy fuerte, por qué se ha quedado corta la reforma financiera? Porque es evidente que se ha quedado muy corta“. Francino habla de “evidente”, pero no explicita en qué datos se basa para llegar a esta conclusión. Sirve en bandeja la respuesta de Almunia: replica que “no se ha quedado corta la reforma financiera”, pese a reconocer a continuación que van a ser necesarias más medidas. Francino retomará, pero sin insistir en su idea de reforma “corta”.

8) “Va a hacer falta más dinero, para entendernos“.

9) “¿Por qué ha tardado tanto la Comisión Europea en examinar el presupuesto español? ¿O se suele tardar ese tiempo más o menos? […] Pero ya han pasado unos días“. La segunda pregunta quita presión a la cuestión previa. También deja entrever que el periodista desconoce los plazos en los que se mueve Bruselas al examinar los presupuestos de sus países miembro.

10) “¿No intuye usted ninguna sorpresa hoy, que Eurostat, por ejemplo, hará públicos los datos oficiales de déficit? ¿No se espera ninguna sorpresa…?“. Pregunta bastante abierta, casi como preguntar: ¿qué se espera de los datos oficiales de déficit que publicará hoy Eurostat.

11) “Y del tema YPF, que hoy tenemos una reunión importante en Luxemburgo de los ministros de Asuntos Exteriores, a ver si se fija algún tipo de estrategia común, ¿va a salir una línea única, cohesionada de la Unión Europea para dar una respuesta del tipo que sea a lo que ha ocurrido en Argentina?“.

12) “¿Y cómo se ve, de verdad, cómo nos ven desde fuera, en este proceso en el que estamos metidos de reformas, de recortes, de ajustes? Estamos, usted lo sabe, en España, la opinión pública, la ciudadana… está un poco como anodadado, ¿no? Como un poco medio grogui, cuando se pone un boxeador  que le dan un par de golpes serios, ¿no? Nos han dado unos cuantos ya. ¿Desde fuera esto cómo se ve?“. Le pregunta cómo se ve desde fuera, pero no cómo lo ve el propio Almunia. Así que éste navega entre una supuesta percepción de otras personas o instituciones, y la propia, intuyo; todo en una figura anónima a la que Almunia otorga que “España se utiliza como un ejemplo no sólo de dificultades que hay que afrontar, sino de coraje y de valentía y de decisión a la hora de afrontar esas dificultades…”.

13) “O sea, la marca España provoca adhesiones, no sólo rechazos“. De momento, no me planteo poner otro color por encima del verde “amable”, pero esta intervención de Francino la merecería.

14) “El otro día, Felipe González decía en Sevilla esto de las reformas, de las palmadas en el hombro… Seguir profundizando por ese camino, seguid por ese camino. Y se preguntaba: bueno, ¿alguien nos dirá dónde está el final del camino?“. Si le pregunta a Almunia dónde está el final del camino, le pondría en un compromiso. Pero esta pregunta deja que el comisario responda como guste, y a salvo.

Predominan las preguntas amables, seguidas de las eludibles. No hay cuestiones confrontativas, no es el estilo de Francino, al menos en esta entrevista. Joaquín Almunia navega por aguas mansas, da su opinión sobre lo propio (Bruselas) y lo ajeno, pero sin verse comprometido, ni cuestionado de forma directa. ¿Es todo lo que puede dar de sí una entrevista al vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de la Competencia? ¿Al que fue entre 2004 y 2009 comisario de Economía? Creo que no, pero para gustos, estilos.

Anuncios
Comments
One Response to “Termómetro a la entrevista de Francino a Joaquín Almunia”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] a Joaquín Almunia, esta mañana en la SER. Son escasas las preguntas incómodas, tal y como analizo en esta entrada, donde pongo el termómetro a las cuestiones de Francino, y su nivel de apoyo – […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: