Un periódico de 50.000 voces

Este viernes, 2 de marzo, verá la luz el número 1 del periódico Madrid15M. Se trata del rotativo que se autodefine como “un periódico para el movimiento”, y que está dirigido a “la militancia de nuestro movimiento y a la ciudadanía en general”. El éxito de su número 0 es incuestionable, y a las cifras me remito: si en su artículo A Modo de Editorial (número 0) afirmaban que esta cabecera tendría “una tirada inicial de 10.000 ejemplares (con vocación de incrementarla en el futuro hasta los 40.000)”, las previsiones se han quedado cortas. El número 1 tendrá una tirada de 50.000 ejemplares, nada más y nada menos. Me lo acaban de confirmar desde el propio grupo de trabajo que lleva este proyecto. Un exitazo de difusión.

Pero volvamos al contenido del periódico: una de las primeras cuestiones que aclaran es que no habla por el 15M, sino que “lleva el 15M”. Recuerdan que son las propias asambleas las que pueden hablar por sí mismas. Y este credo queda patente en las primeras páginas del número 0, el cual, por cierto, se puede descargar aquí, y también leerse digitalmente aquí.

Tras la página primera, el periódico abre con la sección de Barrios y Pueblos, construida con textos de diferentes asambleas del 15M. El contenido de las informaciones es principalmente de denuncia (desalojos, desahucios, multas…) y difusión de acciones del movimiento, tanto pasadas (cabalgata indignada, espacio EKO, “Tomas las calles” en Parla…) como futuras (consulta popular del agua). Este último aspecto, por cierto, con una buena organización, permitirá que las convocatorias lleguen a un público que no está habituado a navegar por páginas del movimiento 15M, e incluso a personas que no se conectan a internet. La propaganda de un movimiento que se nutre de internet, ahora conquistando el formato papel.

Resalto, de nuevo, que la mayoría de las informaciones de la sección Barrios y Pueblos no están firmadas por una persona con nombre y apellidos, sino por un colectivo, una asamblea, o grupo de trabajo, que ha consensuado dicho texto. O al menos así es como se supone que debería funcionar. Lo interesante es que no es que estemos hablando de un Periodismo 3.0, de un ‘periodismo (de un) ciudadano‘, es decir, de una información que construye una (única) persona ajena a la profesión del periodismo, sino de un ‘periodismo de ciudadanxs‘, en plural, de un grupo de personas que se han puesto de acuerdo sobre los hechos, conclusiones e ideas que consideran relevantes (en google, la búsqueda de la expresión “periodismo asambleario” sólo ofrece 3 resultados, ¡sólo 3!). Son muchas voces dentro de un periódico. Tantas, quizá, como ejemplares va a tener el número 1.

En este sentido, creo que Madrid15M no sólo está abriendo la ventana a las informaciones que “afectan a la ciudadanía, abarcando todas las realidades sociales y culturales…”, uno de los objetivos que se fijan en el número 0, y ofreciendo “propuestas e ilusión por este presente que queremos labrarnos, del que queremos ser partícipes y no meros espectadores”. Madrid15M también está planteando un reto al periodismo: la firma grupal, la creación compartida; un formato minoritario en el periodismo convencional, salvo para cubrir distintos roles: tú grabas, yo escribo el texto. No, aquí la voz es coral, la pluma la mueven muchas manos a la vez. ¿Tiene el movimiento 15M algo que aportar al periodismo, más allá del ‘periodismo ciudadano’? Puede que sí. Pero este punto bien merece otra entrada.

La publicación se completa con informaciones del resto del país (15M Estado Español), internacional (15M Sin Fronteras), sección de cultura, análisis, opinión y contraportada. El grupo de trabajo que está detrás de este proyecto tiene intención de ser rotativo, así como las firmas invitadas, las cuales no cobrarán por escribir en Madrid15M. Es una alegría, por cierto, encontrarse con una viñeta del genial El Roto en el número 0, así como un artículo de Carlos Taibo sobre ‘La deriva del 15M: almas, corrimientos, apoyo mutuo’, donde lanza una interesante propuesta para crear un puente entre las “dos perspectivas” que, según Taibo, conviven dentro del 15M.

En fin, solistas con voces críticas que se suman a un coro indignado, el de este movimiento que en Madrid surgió en la Puerta del Sol, que afortunadamente se encamina ya hacia su primer aniversario; y digo afortunadamente porque este tipo de celebraciones ayudan a recuperar fuerzas y testar si ahora sólo somos los que estamos en las asambleas de un tipo u otra, o el movimiento indignado sigue teniendo arraigo en la ciudadanía.

Por último, voy a señalar en forma de pinceladas algunos puntos que me han llamado la atención de Madrid15M:

– la edición está muy cuidada: me he leído el periódico en distintos momentos, y con muchos días entre medias, pero no creo recordar haberme encontrado erratas, un milagro (y no exagero) en los tiempos que corren.

– el diseño me recuerda al ya extinto (en su edición de papel) diario Público. El símbolo (¿un cable con el tecnicismo?) que cierra los artículos de opinión es el de un altavoz, ¿no se parece a un altavoz que usase Público de forma similar? No sé por qué recuerdo haberlo visto por otro lado, quizá no era en el rotativo de Mediapubli. Para mí, estas similitudes son anecdóticas, pero han aparecido en mi mente.

– la redacción es clara, en general. Pero no así el artículo de #RodeaBankia, que adolece de falta de contextualización, y una primera exposición de los datos relevantes.

– la transparencia de este trabajo asambleario será la mejor arma ante posibles acusaciones de manipulación, jerarquización o intento de obtener beneficios económicos (una vez que hay dinero de por medio). Por eso creo que será bueno que el grupo que lleva este periódico publique en internet la gestión de ingresos, gastos, etc. a través de las adquisiciones y distribuciones de bonos de 5 euros, creados para facilitar la financiación de este proyecto. De momento, ya han hecho de libre acceso el reparto de tareas pendientes, a través de la web del periódico.

A través de la misma, ya podemos saber que el número 1 contará con las firmas de Vincenç Navarro y de Santiago Alba Rico.

En definitiva, el 15M madrileño, con menos de diez meses de vida, que se dice pronto, va camino de afianzar su nueva plataforma de difusión y propaganda, el periódico Madrid15M, una publicación que recoge las cuestiones inquietantes que está enfocando el 15M, y a las que los medios tradicionales prestan atención residual. A la vez, implica llevar el modelo de trabajo asambleario a un proyecto periodístico, un laboratorio del que puede aprender la prensa convencional.

Este viernes tendrá lugar el segundo paso de un proyecto que nació en la asamblea de Villaverde, empezó a cuajarse en la APM (Asamblea de Popular de Madrid, conformada por las asambleas de pueblos y barrios de la región madrileña), y que finalmente se concretó en la tricom a través de un grupo de trabajo. Periodismo de ciudadanxs, para ciudadanxs. Justo los dos aspectos que han olvidado, respectivamente, lxs periodistas y los medios de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: